Google+ Followers

viernes, 13 de abril de 2012

Porque engordamos con el cambio hormonal?

En la Menopausia y Andropausia, se puede presentar un aumento de peso aunque esto no es  inevitable.En nuestra cultura, la mayoría de las personas aumentan de peso fácilmente con la edad, porque hacen poco ejercicio y consumen un exceso de alimentos.Los estudios que se han realizado en mujeres en edad fértil demuestran que estas desarrollan una mayor actividad física, en las dos semanas siguientes a cada menstruación, es decir cuando predominan los estrógenos en su organismo. Después de la ovulación los ovarios empiezan  a segregar otra hormona: la progesterona que es la que prepara todo para un posible embarazo, por eso la actividad se reduce y aumenta el consumo de alimentos, tenemos mas hambre, ansiedad etc.Asi muchas de nosotras hemos podido observar que como resultado de esta influencia hormonal, después de la menstruación perdemos peso, y antes de la próxima regla lo volvemos a ganar.Que nos pasa en la menopausia? Durante esta época hay un marcado descenso de los niveles de estrógenos, y la progesterona desaparece casi totalmente del organismo. Así,  no solamente perdemos la influencia de los estrógenos para estimular la actividad física, sino también el efecto de la progesterona que disminuye el ritmo de la actividad y nos abre el apetito. Estas dos hormonas, mantenían una función equilibrante del peso, con una ligera fluctuación, según época, o estado de animo.
Ahora dependerá de cada una de nosotras equilibrar la ingestión de alimentos, con una cierta cantidad de ejercicio. Esto no significa que a partir de ahora vamos a tener que hacer una dieta rigurosa ni mucho menos, significa que debemos comer con inteligencia, eso quiere decir:
Aumento de los productos antioxidantes: las verduras en general y de hoja verde en particular, de frutas y de productos integrales.
Mucha atención  con los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (cereales y derivados como el arroz, la pasta, el pan y los cereales, legumbres y patatas) deben constituir la  base de la alimentación pero en una cantidad modesta, yo siempre aconsejo como acompañamiento o bien la cantidad que cabe en un plato de postre.
Consumir más pescado que carne, y sobre todo productos lácteos que además de proteínas, aportan calcio y vitaminas.
Se suelen recomendar las leches desnatadas o semidesnatadas ricas en calcio y vitaminas A y D.
Potenciaremos el consumo semanal de pescado azul. El aceite de oliva  y los frutos secos son un complemento dietético,  ricos en grasa instaurada, con cualidades para reducir los niveles de colesterol.
Debemos reducir la grasa de origen animal ( embutidos, bolleria, mantecas) por su capacidad de aumentar los niveles de colesterol en sangre,  y consecuentemente, de favorecer el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
Evitar el consumo de fritos y rebozados y azúcares refinados (pastelería, repostería...), que además de aportar más calorías el cuerpo debe hacer un mayor esfuerzo metabólico.
Todo esto debe ir acompañado de un ejercicio regular, si vamos al gimnasio perfecto, pero sino, caminar es un ejercicio muy completo, pero hay que hacerlo con regularidad, por lo menos durante una hora, tres días por semana.
Se que no os he contado nada nuevo, solo hay que entender que nuestro metabolismo se ralentiza y no nos es fácil quemar las calorías que ingerimos,  así que si no hacemos ejercicio, no nos va a servir de nada hacer dieta....

Quien eres….

Me gusta saber quien visita mi pagina, por favor dejame tu opinion.